lunes, 27 de mayo de 2013

Infusión refrescante de naranja, limón y canela

¿Verdad que suena bien? Llega el buen tiempo y se nos antojan bebidas refrescantes. El problema es que casi todas las infusiones que tomamos están mejor en caliente y lo que nos ofrece el mercado, salvando excepciones, llevan azúcares añadidos. 

Hoy traigo una opción de lo más sana: una infusión fría de naranja, limón y canela. No voy a adentrarme en los beneficios de cada uno de los ingredientes, del limón ya hablé en su día y los otros dos los dejo para tratarlos en profundidad. 

Tan sencillo como llenar una olla con agua y ponerla a fuego medio tirando a bajo. 

Se lavan dos naranjas y un limón y se echa en la olla la corteza de los tres con cuidado de que no vaya la parte blanca o nos amargará la bebida. 
Si se tienen ramas de canela, se incluyen también a esta decocción y se deja el agua al fuego durante 20 minutos. 

Al apartarse del fuego se añade el zumo de las dos naranjas y, en caso de no haber añadido ramas de canela, es el momento de echar la canela en polvo. 
Se deja infusionar hasta que está templada y se cuela. Cuando ya no emite calor, se mete en la nevera. 

Buenísima y refrescante: ya quiero experimentar otras bebidas de este estilo para este verano.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Bulbo de hinojo, un gran olvidado

Todo aquel que sienta cierto interés o gusto por las infusiones habrá tomado una de hinojo. 

A mi me gusta mucho, ese sabor calmante, tirando a dulce, tan parecido al anís. En casa no falta, sobre todo para tomar tras digestiones pesadas o comidas que provocan gases. 

Pero no se puede estar siempre pensando en infusiones para mejorar la salud: los alimentos son nuestros mejores aliados. 

Sin alejarnos del hinojo, ahí está el bulbo de dicha planta, muy olvidado. Con él se pueden hacer ensaladas, cremas o incluso usarlo como sustitutivo de la cebolla, teniendo en cuenta que el sabor es más pronunciado que el de esta. 

¿Qué beneficios obtenemos del bulbo? No es una gran lista pero sí potente: 
- Antioxidante 
- Propiedades anticancerígenas 
- Reduce las inflamaciones 
- Diurético 
- Equilibrante del colesterol 
- Favorece el funcionamiento del aparato digestivo 
- Muy eficaz contra gases y flatulencias 

En el caso de embarazo se dice que es bueno contra nauseas y mareos pero yo discrepo. Al tener tanto efecto sobre el aparato digestivo, "remueve" demasiado. No significa que no se tome pero no como ingrediente principal de un plato, si no como complemento. Y sin abusar. 

Basta con moverse por internet para descubrir recetas y disfrutar de los beneficios del bulbo de hinojo. 

lunes, 6 de mayo de 2013

La cura del polen contra la alergia al mismo

Sí, siento decir que esta primavera quienes sufren alergia al polen no van a poder usar este truco pero sí pueden intentarlo para la primavera siguiente. Es sencillo aunque no eficaz en todos los casos. Se tiene que intentar. 

A mediados de noviembre se compra polen en grano, en todo herbolario lo tienen o lo pueden encargar. 
El primer día, por la mañana, se toma un grano, solo uno. Si no se tiene reacción negativa, el segundo día se toman dos granos, solo dos. Si sigue todo igual, el tercer día, tres granos, solo tres, sin acelerar el proceso. 

Un cuerpo relativamente sano va asimilando esa ingesta de polen y poco a poco lo acepta. Como se trata de un proceso de asimilación, no se debe forzar, de ahí que cada día se agregue solo un grano más a la dosis del día anterior. 

Si en algún momento se produce una reacción alérgica, se para y, al desaparecer la reacción, se puede volver a empezar desde el principio. 
Evidentemente, si tras tres intentos siempre surge la reacción, hay que dejarlo. Si, por el contrario, el cuerpo va acogiendo el polen sin problemas, se sigue. 

¿Hasta cuando? Hasta que cada día se tome entre una y dos cucharadas de polen. En el caso de niños, solo hay que llegar a media cucharada por día. 
Pasada la primavera se puede dejar de tomar hasta el otoño o bien se puede seguir tomando puesto que el polen tiene muchos beneficios para la salud. 

No solo aporta energía si no que también refuerza el sistema inmunológico, aporta vitamina A (buenísima para la vista) y parte del grupo B, fortalece el cabello, mejora la piel, favorece la fertilidad, aporta bienestar en estados de estrés o nerviosismo, complementa tratamientos contra la anemia... 
Vamos que, bajo mi punto de vista, es un superalimento. 

Espero que a los alérgicos os funcione esta cura. 
Y los que no sufren en primavera también pueden beneficiarse de este medicamento natural.