lunes, 27 de mayo de 2013

Infusión refrescante de naranja, limón y canela

¿Verdad que suena bien? Llega el buen tiempo y se nos antojan bebidas refrescantes. El problema es que casi todas las infusiones que tomamos están mejor en caliente y lo que nos ofrece el mercado, salvando excepciones, llevan azúcares añadidos. 

Hoy traigo una opción de lo más sana: una infusión fría de naranja, limón y canela. No voy a adentrarme en los beneficios de cada uno de los ingredientes, del limón ya hablé en su día y los otros dos los dejo para tratarlos en profundidad. 

Tan sencillo como llenar una olla con agua y ponerla a fuego medio tirando a bajo. 

Se lavan dos naranjas y un limón y se echa en la olla la corteza de los tres con cuidado de que no vaya la parte blanca o nos amargará la bebida. 
Si se tienen ramas de canela, se incluyen también a esta decocción y se deja el agua al fuego durante 20 minutos. 

Al apartarse del fuego se añade el zumo de las dos naranjas y, en caso de no haber añadido ramas de canela, es el momento de echar la canela en polvo. 
Se deja infusionar hasta que está templada y se cuela. Cuando ya no emite calor, se mete en la nevera. 

Buenísima y refrescante: ya quiero experimentar otras bebidas de este estilo para este verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario