lunes, 15 de julio de 2013

¿Qué hace un naturópata?

Cuando alguien pregunta y comentas que eres naturópata, mucha gente tiene ya una imagen (errónea) en la cabeza, desde los que piensan que eres una radical de la alimentación vegetal hasta los que creen que sanas invocando a los ángeles. Cierto que hay quienes van por vertientes extremistas como estas pero no es el caso de la naturopatía en sí.

Es difícil hablar del rol del naturópata. Para empezar hay muchos puntos de vista, dependiendo del tipo de naturopatía que se ejerza. Yo quiero hablar de la naturopatía en la que estoy enfocada. 

Lo primero que debe saberse es que en la medicina natural no hay enfermedades, hay enfermos y por tanto cada persona tiene un cuadro único que debe tratarse de manera holística, como un todo, observando mente, cuerpo y emociones. Casi siempre el paciente llega a la consulta porque tiene problemas de salud, síntomas. Pocos son los que llegan a modo preventivo, algo esencial para mantener el equilibrio y fluir en el día a día.

Para mi un naturópata debe ayudar al paciente a:

- Eliminar malos hábitos tales como alimentación dañina, tabaco, exceso de alcohol, sedentarismo, estrés...
- Aprender hábitos beneficiosos tales como alimentación saludable, relajación, ejercicio adecuado a cada uno...
- Prevenir antes de enfermar o de empeorar.
- Autocuidarse mediante métodos naturales.

¿Y cómo colabora el naturópata en estos cambios? Son muchas las herramientas:

- Alimentación y nutrición: no solo el comer más sano, también es el tratar muchas dolencias y afecciones mediante la alimentación.
- Herramientas de diagnóstico: kinesiología e iridología
- Terapias manuales: reflexoterapia podal, metamórfico, sacrocraneal, resonadores...
- Otras terapias de autocuidado: hidroterapia (duchas frías y calientes, baños de vapor, baños de pies, etc), fitoterapia (uso de las plantas en infusión, tintura, crema, etc)...
- Coaching: lo dejo como último pero no menos importante, hay que conseguir que el cambio sea natural y llevadero para el paciente, que no se sienta presionado y sobrepasado por ello. Y sobretodo, hacer ver al paciente que es el principal responsable de su salud y bienestar y de él depende la mejoría.

Además se pueden usar esencias florales, aromaterapia, cromoterapia, reiki, shiatsu... Ahí ya depende no solo del paciente si no también del naturópata porque, como he comentado antes, cada persona es un mundo y se tiene que tratar su caso en particular con las herramientas más adecuadas.

Espero que encontréis el naturópata que mejor os encamine hacia un bienestar físico, mental y emocional.

2 comentarios:

  1. Muy bien explicado. La verdad que últimamente me interesa mucho este campo y eso que me he formado a partir de la Medicina contemporánea digamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estoy segura de que hay explicaciones mucho mejores pero este es mi punto de vista :)
      Y para mi, medicina convencional y medicina natural pueden y deben convivir.

      Eliminar