lunes, 26 de mayo de 2014

Contra los ronquidos, aceite esencial de...

Quienes conviven con personas que roncan o las propias roncadoras saben las molestias que entraña esto en el sueño, tanto de unos como de otros. Es un problema relativo hasta que se agrava. Sobrepeso, tabaco, exceso de alcohol, cenas pesadas, edad, nariz taponada, menopausia... muchos son los motivos. 

Algunos roncadores toman calmantes para intentar dormir mejor. Eso no tiene mucho sentido y solo consigue agravar el problema. Quienes sufren los ronquidos tanto propios como ajenos acostumbran a dormir con tapones. 
Vaya, todo un protocolo para poder descansar mejor. Hoy os traigo un remedio para intentar paliar este problema. 

Antes de ir a dormir hay que hidratar la faringe pulverizando agua de mar en boca y nariz. ¿Qué vivís lejos del mar? Ahora eso no es problema, se puede adquirir fácilmente en grandes ciudades. Y si no, se puede preparar en casa... pronto os diré cómo ;)

Tras hidratar, se mezclan dos gotas de aceite esencial de limón y dos gotas de aceite de almendras dulces y se introduce una gota en cada una de las fosas nasales. El aceite esencial de limón es un gran limpiador y antiséptico. Eso sí, no se debe aplicar directamente sobre la piel, es por ello que usamos aceite de almendras dulces. 

Espero que os funcione muy bien y que podáis descansar mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario