domingo, 14 de septiembre de 2014

Taller de Fitoterapia - 19 de octubre de 2014

¡Buenas! 
Lo prometido es deuda, ya estoy aquí con una nueva edición del taller de Fitoterapia básica para uso cotidiano. Llega el otoño y lo mejor es prepararse para el frío con los recursos que nos aporta la naturaleza ¿no os parece?

Aquí os dejo el cartel con todos los detalles. 
Si tenéis preguntas o dudas escribidme a naturopatia.cotidiana@gmail.com

¡Feliz fin de verano!


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Sin leche ¿de dónde obtenemos el calcio?

Hace ya muchos años, décadas más bien, que se nos vende que la mayor fuente de calcio en nuestra alimentación es la leche de vaca.

La leche humana, destinada a satisfacer las necesidades de un bebé durante su período más rápido de crecimiento, sólo tiene 80 mg de calcio por taza. Sin embargo la leche de vaca tiene 288 mg, cuyos nutrientes están sobredimensionados para los requerimientos de los seres humanos.
Eso sin contar la dudosa calidad de la leche que llega a la mayoría de los hogares.

Por suerte y aunque la de la relación obligatoria entre leche animal y calcio sigue siendo una idea generalizada, cada vez más gente busca otras fuentes.
¿Cuáles son las más adecuadas?

Una forma segura de aportar calcio al organismo es tomar verduras con hojas de color verde oscuro.
Otros alimentos ricos en calcio son la col, el nabo, las hojas de mostaza, las algas, el brócoli, la algarroba, los germinados, la soja, los higos, las semillas de sésamo (muy masticadas o trituradas), los orejones de albaricoque, las almendras, etc.   

¿Y con esto ya estamos “salvados” respecto al calcio? Pues no del todo porque tomar alimentos ricos en calcio no significa que lo asimilemos y aprovechemos. Para una buena asimilación de calcio es necesario también tener una ingesta adecuada diaria de magnesio (doble de calcio que de magnesio) y de vitaminas A, C y D ¡A tomar el sol!

A su vez, la absorción del calcio se ve dificultada ante consumos de café, alcohol, azúcar blanco, alimentos refinados, falta de ácido clorhídrico en el estómago, falta de ejercicio y exceso de estrés.

Y para que el lío no sea tanto, aquí tenéis una tabla con alimentos ricos en calcio y, como regalo, alimentos ricos en magnesio. Sobre las vitaminas ya hablaré otro día.

De momento, aprovechad el sol para nutriros de vitamina D.