jueves, 22 de enero de 2015

Empoderamiento femenino a través de terapias naturales

Una de las asistentes compartiendo su visión de la presentación

Quien me conoce sabe bien que no me declaro feminista, incluso se me ha etiquetado de machista solo por comentar que no estoy a favor de la discriminación positiva para favorecer a las mujeres en el ámbito laboral. Sobre este tema cada cual tiene su opinión.
En mi caso estoy a favor de la igualdad entre sexos sabiendo que hombres y mujeres somos diferentes.

A lo largo de los milenios y dependiendo de las sociedades, el mundo se ha ido masculinizando y muchas mujeres, la mayoría, hemos adquirido actitudes y hábitos muy masculinos. 
¿Eso es bueno? A mi parecer no. Yo apuesto por volver a sacar nuestras dotes femeninas. Y no hablo de las "armas de mujer", no confundamos. 

Hablo de sacar el yo femenino que tenemos oculto tras cientos de generaciones de mujeres saboteadas desde fuera y desde nosotras mismas. 
Hablo del empoderamiento femenino.

Es más, de eso hablé en diciembre en un encuentro de mujeres a cual más interesante organizado por Emotional networking. Mujeres de carrera, mujeres de carácter, mujeres con historias distintas y al tiempo con un nexo común: la necesidad de encontrarse y de sacar ese poder interior. 


En esa presentación no solo se trató el empoderamiento femenino como término, si no también como llegar a empoderarse a través de las terapias naturales. Sí, habéis leído bien, es posible ayudarse de ellas para sacar ese yo oculto y colaborar a igualar la balanza masculino-femenino todavía tan desequilibrada hoy en día.

Y tanto me gustaron las reacciones de las asistentes que en este 2015 me he propuesto el repetir esta sesión en cuanto me recupere del inminente parto y los tres de casa nos adaptemos a la convivencia.
Por supuesto avisaré para que asistáis, tanto unas como otros. Os espero.

martes, 13 de enero de 2015

No ha sido abandono, solo una recta final para un comienzo...

¡Buenos días y feliz 2015!

Iba a crear una nueva entrada con una receta fantástica de aceite de masaje para bebés cuando he visto que llevaba casi tres meses sin dar señales de vida... Así que voy a contar que hay un motivo cada día un poco más grande, el pequeño que llevo dentro.


Compaginar trabajo, consultas, talleres, estudio, preparación al parto, actividad física y visitas médicas es todo un ejercicio de gestión. Ahora, en la recta final, a la espera de que este pequeño decida salir a conocernos, ya estoy de vuelta con más ganas de compartir que nunca.

Esta misma semana, si no nos ponemos de parto, os dejo la receta mencionada.

Feliz semana.