martes, 5 de abril de 2016

Vegetales rojos: energía y calor

Tal como hemos comentado en relación a los batidos verdes, la ingesta de frutas y verduras debe contener un arco iris cromático puesto que cada color nos indica distintas propiedades de los vegetales.

En esta ocasión el color a tratar es el que denota energía y calor, vigor y adrenalina. Con estas pistas es fácil pensar en el color rojo.


Los vegetales rojos son ricos en betacarotenos (alta capacidad antitumoral y protectora de las radiaciones solares), vitamina C, fotoquímicos (retardando el envejecimiento y la degeneración de órganos y tejidos), fibra insoluble (evitando el estreñimiento y las patologías asociadas en el colon) y fibra soluble (controlando los niveles de colesterol en sangre).

Viendo los principales componentes de los vegetales rojos, podemos listar sus principales utilidades:

Estimula el sistema nervioso
Combate la anemia
Vigorizante: altamente aconsejable en casos de fatiga, cansancio, astenia, depresión
Sube la tensión (recomendable en casos de hipotensión)
Resfriados y bronquitis
Mala circulación sanguinea
Sistema digestivo ralentizado
Tumores de mama, pulmón, útero, próstata y sistema digestivo
Retarda el envejecimiento y la degeneración orgánica
Protege contra las radiaciones solares
Depresión (aunque cuidado si está derivada de estrés: se necesita calma y el rojo activa)
Muy recomendable en personas a las que les cuesta arrancar o pasar a la acción.

Vistas sus propiedades, no es recomendable abusar de los vegetales rojos (e incluso diría que es mejor evitarlos) en casos de hipertensión, estrés, hiperactividad, procesos calientes (como fiebre) y personas impacientes, irascibles o con exceso de energía.

Antes de terminar os invito a observar a vuestro alrededor, en casa, en el trabajo, en la calle... y analizar quién necesita poner más rojo en su vida y quién debería optar por otros colores más pacificadores y relajantes. Os va a sorprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario