miércoles, 14 de septiembre de 2016

Llega la "temporada de resfriados" ¡A reforzar el sistema inmune!

Termina el verano y de repente llega la vuelta a rutinas: trabajo, gimnasio, colegio, etc. El sistema inmune se resiente, se debilita ¿por qué?
Hay varios factores que entran en juego.

Para empezar han finalizado las vacaciones lo cual supone un "bajón" emocional. Los altibajos emocionales afectan directamente a nuestro sistema inmune. Basta pensar cuando hay una ruptura sentimental o cuando fallece un ser querido, nuestro cuerpo se debilita y no tiene energía para seguir avanzando.

Por otra parte volvemos a juntarnos en espacios cerrados durante muchas horas. Los niños los primeros: la vuelta a la escuela implica una alta probabilidad de contagio y de enfermar en los primeros días. Al llegar a casa son los padres los que se contagian y quienes llevan esa enfermedad al trabajo. Así que todos estamos expuestos.

Sumemos también el cambio de clima. Tras el calor bajan las temperaturas y es difícil encontrar el punto justo de calor-frío. Eso significa que tendemos a sudar y recibir corrientes con frecuencia. Nuestro cuerpo no sabe qué hacer y acaba enfermando.

¿Qué podemos hacer? Prevención, prevención y prevención.
No podemos parar el mundo y que no se den los factores antes mencionados. Lo que sí podemos hacer es preparar nuestro sistema inmune. Hay varios "trucos" por así llamarlos.

Alimentación
Siento decirlo pero la temporada de terracitas llega a su fin. Aprovechemos para reducir o incluso eliminar la ingesta de alcohol (esas cervecitas, esos tintos de verano...), así como de refrescos y bebidas azucaradas. En lugar de esto podemos tomar infusiones, batidos de fruta (no zumos) o incluso ¡agua!

Acompañando siempre están las tapas. Pues las dejamos de lado: abandonamos el comer entre horas, sobre todo fritos, bollería, snacks industriales... Sustituyamos por fruta, frutos secos, tortitas...
Las comidas principales pueden volver (si alguna vez lo fueron) a ser sanas. No digo que no se hagan excepciones pero que sean eso: excepciones.

Más frutas, verduras, cereales sin refinar... Reducir la ingesta de proteina animal (nunca diré de eliminarla pero nuestra sociedad se excede).

Un truco: vaso de agua con zumo de un limón en ayunas al levantarnos. Las propiedades del limón son maravillosas, tal como describí en su día.

Desintoxicación
Antes de volver a la dieta saludable se puede realizar una desintoxicación. Hay multitud de planes pero es recomendable que el seguimiento o al menos el plan lo elabore un experto. Nada de inventar por su cuenta o de pasar quince días comiendo solo uvas...

Os invito a seguir el plan Detox que vamos a iniciar en unos días. Es gratuito y solo hay que seguir las bases que se indican en esta entrada: Plan Detox.

Fitoterapia
En concreto infusiones o cápsulas.

Algunos de los productos que la naturaleza nos regala para reforzar el sistema inmune:

  • Tomillo
  • Romero
  • Echinácea
  • Llantén 
  • Jengibre 

No olvidemos el propóleo, tan de moda aunque no en vano. Eso sí, no se debe abusar de él, lo mismo que no se debe abusar de ninguna hierba o suplemento.

¿Mi recomendación? Cada noche, antes de ir a dormir, infusión de jengibre, limón y miel.


Aceites Esenciales
Para reforzar el sistema inmune nos decantamos por:

  • Árbol del té
  • Eucalipto
  • Romero
  • Pino
  • Geranio

Aromatizando la habitación, en baños o en masajes, los aceites esenciales son básicos en nuestro botiquín natural. Recomendable masajear cada día la parte central del pecho, donde se encuentra la glándula timo.

Siempre deben usarse sobre la piel con un aceite vehicular (almendras dulces, sésamo, oliva...), echando una nuez de dicho aceite en la mano y añadiendo dos o tres gotas de aceite esencial.

Suplementación
En el mercado se encuentran muchos suplementos para reforzar el sistema inmune en concreto.

¿Qué tal si os pongo algunos ejemplos de los que más me gustan? Solo hablo de tres laboratorios pero existen muchos en el mercado.
  • Laboratorio Derbós
    • Pomebotic: favorece el buen funcionamiento del sistema inmune. Existen tres distintos que contienen extracto de semilla de pomelo y, dependiendo del que escojamos, se complementan con llantén, clavo, orégano, cúrcuma, mirra, equinácea o acerola.
    • Imunit: ayuda a reforzar las defensas del organismo. Contiene, entre otros, shiitake, maca, própolis, echinácea y reishi.
    • Bio Defen: favorece la función inmune. Se compone de extracto de echinácea, tomillo y romero.
  • Hifas da Terra
    • Bio-Ganoderma: contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune. Se compone de polvo micronizado de reishi (ganoderma) y vitamina D.
    • Mico-Corio (reishi y cordyceps); Mico-Sol (champiñón del sol); Mico-Five (reishi, maitake, shiitake, champiñón del sol y cordyceps): estos tres productos contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario. Los tres se componen de extractos puros ecológicos de hongos. Recomiendo entrar en la página de Hifas da Terra para ver características específicas de cada uno. Lo que sí puedo decir es que son productos muy potentes.
  • Soria Natural
    • Composor 08 - Echina Complex: ayuda a fortalecer las defensas del organismo, preparándolo frente a los cambios bruscos de temperatura. Se compone de echinácea, propóleo y tomillo. 
    • V&M02 - Inmunew: refuerza el sistema inmune. Contiene extractos secos de maitake, shiitake y kawaratake. 
  • Y si ya estamos agotados antes de empezar: Floradix.

Evidentemente hay muchas vías para reforzar el sistema inmune, aquí solo pretendo dejar una pequeña guía para facilitar la búsqueda ;)

Y ahora ¡a cuidarse!

No hay comentarios:

Publicar un comentario